Transporte en Cuba

negocios de transporte en cubaEl primer ferrocarril de Iberoamérica, una de las primeras aerolíneas que abrieron la era de los vuelos comerciales, una de las industrias navales más antiguas del continente, conforman entre otras, las raíces y la tradición del sector del transporte en Cuba y que ha jugado un rol protagónico en todas las etapas de la historia de Cuba.
Luego de un intenso periodo de desarrollo durante los primeros años de la Revolución, el transporte en Cuba sufrió el impacto de los difíciles años que sobrevinieron al desplome del campo socialista durante la década de los 90 y no es hasta principios del presente siglo que comienza la recuperación intencionada de los principales servicios, en correspondencia con el avance que experimentaba la economía nacional.

 

Principales disposiciones Regulatorias

  • Decreto Ley 168 sobre la Licencia de Operación del Transporte del 26 de noviembre de 1996.
  • Decreto Ley 180 de los Ferrocarriles del 15 de diciembre de 1997.
  • Decreto Ley 230 de Puertos del 13 de septiembre de 2002.
  • Decreto 278 del Sistema Aeronáutico y Marítimo de Búsqueda y Salvamento del 30 de diciembre de 2006.
  • Decreto Ley 255 sobre la Aviación Civil del 5 de octubre del 2007.
  • Ley 109 del Código de Seguridad Vial del 17 de septiembre de 2010.
  • Ley 115 de la Navegación marítima Fluvial y Lacustre del 2 de octubre de 2013.

Cuba cuenta con una amplia infraestructura del transporte que comprende las ramas del transporte automotor, ferroviario, marítimo-portuario y aéreo, que se encuentra en la actualidad en proceso de ordenamiento, modernización y actualización tecnológica, de perfeccionamiento del aprovechamiento de los recursos humanos y materiales de que se dispone y mejora en la eficiencia de su empleo, así como en el desarrollo integral de todas las ramas en consonancia con el desarrollo económico social del país, en el contexto de la economía mundial. Resulta importante la inserción de la inversión extranjera en el sector, para acelerar el logro de estos objetivos y alcanzar con ello, la necesaria competitividad del transporte tanto de cargas como de pasajeros que demandan las distintas esferas productivas y de servicios de la economía nacional, todo lo anterior apoyado en las fortalezas hoy existentes según se expone a continuación:

  • Recursos humanos calificados en una diversa gama de especialidades del transporte en todas sus ramas, con la base educativa necesaria para asimilar con rapidez las nuevas tecnologías y el desarrollo de los productos y servicios del transporte. (Marinos, tripulantes de aeronaves, especialistas ferroviarios, proyectistas, científicos, entre otros).

SECTOR TRANSPORTE: FUERZA DE TRABAJO POR NIVEL ESCOLAR


 a 12mo. Grado (26 754) 34.9%

Hasta 9no. grado (17 498) 22.8%

Técnico medio (24 179) 31.6%

Universitarios (8 194) 10.6%


Fuente: Ministerio del Transporte
  • Amplia red vial conformada por más de 60 mil kilómetros de vías para transporte automotor y más de 8 mil kilómetros de vías ferroviarias que se conectan entre sí a través de Centros de Carga y Descarga existentes a lo largo de todo el territorio nacional y que, independientemente de que requieren mejoramiento técnico, enlazan además, a los principales centros económicos y poblacionales, con una red de puertos y aeropuertos nacionales e internacionales que cuentan a su vez con todos los servicios portuarios y aeroportuarios de acuerdo a los estándares mundiales. Capacidad instalada para la realización de reparaciones navales conformada por más de 40 astilleros y varaderos ubicados en todo el territorio nacional, que aunque requiere modernización, constituye un importante punto de partida para aprovechar las oportunidades existentes para este servicio en el Caribe, lo cual se complementa con la existencia de una Sociedad Clasificadora de Calidad Internacional “Registro Cubano de Buques” con más de treinta años de experiencia en el sector.
  • Capacidad instalada de talleres e industrias para el transporte automotor y ferroviario que puede ser modernizado y reajustado a las nuevas tecnologías con menores inversiones con el objetivo de desarrollar producciones de piezas partes y agregados para el transporte en todas sus ramas.
  • Ubicación estratégica para el desarrollo de servicios y productos del transporte de cara a la región de Latinoamérica y el Caribe.
  • Creciente mercado interno del transporte de pasajeros y mercancías así como de sus servicios auxiliares y conexos.

POLÍTICA SECTORIAL: Desarrollar la infraestructura portuaria, la construcción y reparación de buques en astilleros, la compra y/o administración de buques, la actividad de aseguramiento técnico y explotación del transporte automotor, la fabricación y reparación de piezas partes y agregados, la gestión de talleres y otras actividades del sistema ferroviario, así como, en lo que respecta a la aviación comercial y agrícola.